Santuario de Covadonga (Cangas de Onís)

Dónde: Real Sitio de Covadonga.

Acceso: Gratis (salvo al Museo).

Parking: tanto en el Real Sitio como varios señalizados en la carretera de acceso.

La Cueva y la Basílica abren todo el día.

Museo de Covadonga: abre todo el año. 10:30 - 14h y 16 - 19h (hasta 18:30h del 13 octubre a Semana Santa). Cierra los martes del 1 enero al 15 febrero, y los lunes en noviembre.

Tarifas: Adulto: 2,5€. Niños: 1€. Grupos (+25): 1,25€ (confirma con ellos).

Página oficial del Santuario de Covadonga: www.santuariodecovadonga.com. 985846035 - 985846039- 985846068.

PUBLICIDAD

Covadonga es uno de los santuarios católicos más importantes de Europa, pero también es el lugar mítico donde se inicia la Reconquista cristiana frente a los musulmanes, y además, es el emblema de Asturias. No te lo puedes perder.


Qué ver en Covadonga

La Santa Cueva y la Santina

Imprescindible conocer este espacio por su significación religiosa y emblemática para esta región y por ser el lugar de origen de una de las leyendas más poderosas de la historia de España.

Vista de tres cruces y basilica en el Santuario de Covadonga
Foto: Siete vidas (Shutterstock).


Se puede acceder por los 101 escalones de piedra o, mucho más cómodamente, paseando por el camino ascendente señalizado.


Una vez en la puerta, te adentrarás por un amplio pasillo natural excavado en la roca perfectamente iluminado hasta llegar a una gran sala abierta al exterior por un lateral. Allí podrás contemplar la capilla y la preciosa figura de la Virgen de Covadonga, conocida cariñosamente en Asturias como “la Santina”.

Altar de la Virgen, llamada La Santina, en la Santa Cueva, en el Santuario de Covadonga, en Cangas de Onis, Asturias
Foto: Francisco Javier Gil Oreja (123RF).


Además, en el mismo lugar también se encuentran las tumbas de los reyes Pelayo y Alfonso I y sus esposas Gaudiosa y Ermesinda.

La Virgen en el Santuario de Covadonga, en Cangas de Onis, Asturias
Foto: Ángel L. (Shutterstock).

Basílica de Santa María la Real

Una de las postales más típicas de Asturias, con su bella arquitectura se mire por donde se mire y su bonita tonalidad rosácea de la piedra caliza. Impulsada por el rey Alfonso XII, se inauguró en 1901, tras 15 años de obras. El propio rey detonó el primer barreno para rebajar la montaña donde ahora se asienta el edificio.

Calle de acceso a la fachada y entrada de la Basilica de Santa Maria La Real del Santuario de Covadonga, con montañas detras, en Cangas de Onis, Asturias
Foto: I. Q. (BestRuralSpain).
Vista aerea de la Basilica de Covadonga, en Cangas de Onis
Foto: VicPhotoria (Shutterstock).
Foto vertical de la Basilica de Covadonga desde la escalera lateral
Foto: I. Q. (BestRuralSpain).
Interior de la Basilica de Covadonga, Cangas de Onís, Asturias
Foto: I. Q. (BestRuralSpain).
Réplica de la Cruz de la Victoria en la Basilica de Covadonga, Cangas de Onís, Asturias
Foto: I. Q. (BestRuralSpain).


Estatua de Don Pelayo

Es otra foto imprescindible para cualquier visitante. Próxima a la puerta de la Basílica, fue creada en bronce por el escultor Eduardo Zaragoza en 1964.

Estatua de Pelayo en el Santuario de Covadonga, Cangas de Onís, Asturias
Foto: I. Q. (BestRuralSpain).

La Campanona

Campana gigante de 3 m de altura y 4 toneladas de peso, decorada de forma espectacular con historias clásicas. Puede verse en el camino que va a la cueva, arriba a la derecha, y puedes tocarla subiendo por un sendero.


Tras recibir el primer premio en su categoría en la Exposición Universal de París de 1900 fue donada por el conde italiano Sizzo-Norice y Luis Gómez Herrero.

Gran campana en el Santuario de Covadonga, Cangas de Onís, Asturias
Foto: Icruci (Shutterstock).

Fuente de los 7 Caños

A los pies de la cueva se encuentra la también llamada Fuente del Matrimonio, ya que según la tradición "la mujer que de la fuente beba dentro del año se casa”.

Fuente de los 7 Caños en el Santuario de Covadonga, Cangas de Onís, Asturias
Foto: Ángel L. (Shutterstock).


Colegiata de San Fernando

Se construyó en 1.599 junto a la cueva, solo se puede visitar el exterior.


Obelisco con la Cruz de la Victoria

Levantado en 1857 por los duques de Montpensier, en la zona conocida como El Repelao, donde se cree que los astures eligieron rey y coronaron a Don Pelayo. Puede verse junto a la carretera de Cangas, frente al Hotel El Repelao, a 1,5 km antes de llegar a Covadonga.

Obelisco de El Repelao en Covadonga, Cangas de Onís, Asturias, donde se cree que fue nombrado rey Pelayo
Foto: I. Q. (BestRuralSpain).

¿Qué significa “Covadonga”?

Se cree que el nombre de Covadonga proviene de los celtas que habitaron estas tierras, de “Cova de onnica” que significa “fuente de la cueva”.

Santa Cueva y cascada en el Santuario de Covadonga
Foto: Guillermo Pis González (Shutterstock).


Aunque hay otra teoría que propone que viene del latín (“Cova Dominica”, es decir “Cueva de la Señora”), pero se considera menos probable porque en ese caso el nombre actual sería “Covadominga” y los argumentos para el origen celta son más concluyentes.

Covadonga: historias y leyendas

La importancia que hoy tiene Covadonga está muy unida a la batalla que tuvo lugar aquí entre los astures y el ejército musulmán el 28 de mayo de 722.


Aunque los hechos acaecidos no se conocen a ciencia cierta, y según muchos historiadores habrán sido exagerados para convertirlo en el símbolo que hoy es, más o menos existe cierto consenso de lo que pudiera haber ocurrido.


Así, tras la invasión musulmana de la península ibérica, la convivencia con los pueblos de la zona fue estable durante unos años, con pago de impuestos incluido, hasta que los astures se rebelaron en el 718 liderados por el noble visigodo Pelayo, que pasó a ser su rey.


Ante el numeroso ejército que se envió desde Córdoba a las órdenes del general Alqama, en el año 722 la reducida milicia asturiana se parapetó en la garganta cercana a la cueva y desde aquí lograron derrotar a las tropas invasoras. Esta inesperada victoria fue considerada un milagro auspiciado por la Virgen María, y sería el inicio de la expulsión musulmana de la península ibérica. Desde ese mismo momento la cueva y la Santa quedaron unidos hasta pasar a ser el mayor símbolo de la Reconquista y de la victoria del ejército cristiano sobre el musulmán.

Escultura de leon y Santa Cueva en el Santuario de Covadonga, Cangas de Onís, Asturias
Foto: I. Q. (BestRuralSpain).


Según algunos historiadores, es posible que la cueva fuera sagrada ya desde tiempos lejanos, y con los celtas estuviese dedicada a la diosa Deva, antiguo nombre del río que nace junto a la gruta. Para los celtas, Deva es la principal diosa de las aguas y significaría “la diosa madre”, ya que era adorada por encima de otras deidades porque de ella mana la vida, la purificación, la salud y el amor.


Posteriormente, en la época cristiana, en esta cueva se crearía un templo rupestre dedicado a la Virgen María. Y con la victoria de los astures se convirtiese en un símbolo hasta llegar hoy día.


Otros historiadores opinan que, tras la milagrosa victoria, los astures dejaron una imagen de la Virgen en la cueva que comenzó a venerarse hasta convertirse en lo que es hoy.


Es el rey Alfonso I, yerno de Pelayo, quien unos años más tarde de la famosa batalla manda construir una capilla en la gruta, que pasaría a conocerse como la Santa Cueva, en honor a la Virgen de Covadonga.


Tras sufrir un grave incendio en 1777, se remodela en varias ocasiones hasta que ya en el siglo XX se construye la capilla actual. En ella, además de la Virgen, se encuentran las tumbas de los reyes Pelayo y Alfonso I con sus respectivas mujeres, Gaudiosa y Ermesinda.


Pero la importancia de Covadonga, como todo lugar sagrado, trasciende la historia para ser fruto de sus leyendas.


Una de las más populares cuenta que, tiempo antes de la famosa batalla, Pelayo entró en la cueva persiguiendo a un malhechor. Allí, un ermitaño que veneraba a la Virgen, pidió al rey Astur que perdonase la vida al prófugo porque se había sometido a la Santa. Y anunció que en un futuro cercano, el noble astur también necesitaría del auxilio divino. Así, tras la victoria cristiana sobre los musulmanes, la cueva y su virgen pasaron a ser venerados hasta convertirse en el símbolo que es hoy.

Cómo llegar al Real Sitio de Covadonga:

No tiene pérdida porque es lo más indicado de toda la zona, junto con los Picos de Europa.


Desde Cangas de Onís son 15 minutos en coche. Por la AS-114 hasta la rotonda de Soto de Cangas que nos indica a la derecha, por la misma carretera que nos lleva a los Lagos de Covadonga, la AS-262. En pocos minutos encontraremos una pequeña rotonda que a la derecha nos lleva al Real Sitio (y recto a los Lagos).


Si no hay mucha afluencia, podrás aparcar en el mismo Covadonga, si no, en la carretera entre Soto y Covadonga habrás visto múltiples aparcamientos. Desde estos parkings hay autobuses que hacen el recorrido de Covadonga y los Lagos.


En el Real Sitio de Covadonga hay otras edificaciones, como dos hoteles y el Museo de Covadonga, donde se explica la historia del Santuario.

POR FAVOR, respeta la tierra y a sus habitantes. Aparca solo donde se permita, no dejes basura y procura incordiar lo mínimo a los lugareños en sus quehaceres diarios.


Ubicación en Google Maps.

Mapa de cómo llegar a Covadonga, Cangas de Onís, Asturias

Dónde cómer cerca de Covadonga

Hemos creado para ti la selección más completa para comer cerca del Santuario de Covadonga. Descubre aquí los mejores restaurantes y sidrerías de Cangas de Onís y, para que tengas más donde elegir, aquí los mejores restaurantes de todo Picos de Europa (Asturias, Cantabria y León).

Foto cabecera: I. Q. (Best Rural Spain).


PUBLICIDAD

Qué ver en Cangas de Onís

Qué ver en Picos de Europa

Qué hacer en Cangas de Onís: actividades y experiencias

Dónde comer en Cangas de Onís: los mejores restaurantes

No te pierdas los Lagos de Covadonga

Descubre todos los secretos de la Cueva de Tito Bustillo

PUBLICIDAD
¿Quieres descubrir
los lugares más espectaculares,
las experiencias más fascinantes
y los mejores hoteles, casas rurales
y restaurantes de España?

(Somos muy respetuosos, solo te enviaremos emails cuando tengamos algo bueno que enseñarte)

PUBLICIDAD